Ramoncín, nuestro Cencerro de la Semana

Le han montado un pollo que le tiene frito. El juez le ha llamado a declarar por la creatividad contable de la SGAE. Y se ha negado a cantar. El tribunal hasta se lo ha agradecido, porque Ramoncín es capaz de desafinar incluso jurando lo de decir la verdad, la verdad y sólo la verdad. Curioso, en la Sociedad General de Autores no encuentran a un solo autor…del desfalco.